El poder de la presión. No más limpiadores químicos, solo una lavadora a presión

¡Levanta la mano si odias limpiar! A menudo son tan aburridos como esenciales, pero afortunadamente ahora hay varias herramientas en el mercado que pueden hacer que estas operaciones no solo sean más eficientes, sino también más rápidas. En definitiva, la tecnología se convierte definitivamente en nuestro aliado en todas las operaciones aburridas, ¡facilitando también la limpieza!

La hidrolimpiadora sin duda se destaca entre todas. Es una herramienta ya muy utilizada en el sector industrial o para la limpieza profesional. Se trata de dos zonas, como podrás imaginar, donde es necesario limpiar grandes espacios y de forma rápida. Para conseguirlo, nada es más eficaz que un potente chorro de agua a altísima presión. De hecho, el agua a determinadas potencias elevadas puede ser incluso más eficaz que los detergentes químicos contra la suciedad más rebelde.

Los que se venden para uso doméstico son obviamente menos potentes, pero igual de efectivos. Por lo tanto, es una versión a menor escala de las hidrolimpiadoras a presión profesionales, y cada vez más usuarios sucumben a su encanto. Después del primer uso, todos se enamoran de estos artículos precisamente porque son muy fáciles de usar y por los resultados sorprendentes que ofrecen.

Incluso la suciedad más rebelde o la grasa más incrustada cede el paso al poder del agua, extraída a muy alta presión. Con una hidrolimpiadora, limpiar las ruedas de automóviles y motocicletas, eliminar el musgo o el moho, e incluso eliminar los rastros de humedad o aceite, se vuelve muy fácil por dentro y por fuera.

En definitiva, si necesitas limpiar grandes superficies, internas o externas, como las paredes, el camino de entrada o la carrocería de un medio de transporte, la hidrolimpiadora es una solución interesante. Difícilmente encontrará un producto tan rápido y que ofrezca los mismos resultados, ¡especialmente considerando la facilidad de uso de estas máquinas!

En el mercado, obviamente, hay modelos de todo tipo, que se diferencian, por ejemplo, en forma, tamaño, rendimiento y, por supuesto, también en precio. Analizar y comprender las diferencias entre todas estas alternativas es, por tanto, la mejor forma de cerrar un trato perfecto.

Indice Exposición

Potencia y maniobrabilidad

Lo primero que definitivamente debe considerar es el caudal y la presión, los cuales están relacionados con la potencia de la hidrolimpiadora a presión. La potencia se expresa en litros por hora e indica la cantidad de agua que la máquina puede manejar en 60 minutos. En la práctica, representa la cantidad de agua realmente empujada por la lanza gracias a la presión generada por el motor. Este último tiene una potencia variable entre 1,3 y 3 kilovatios, dependiendo también del tamaño de la máquina.

El caudal mínimo recomendado para uso doméstico es de 350 litros por hora. Por tanto, este valor es más que suficiente para su uso a media frecuencia y en superficies pequeñas. Obviamente, si sus necesidades son diferentes, seguramente necesitará evaluar diferentes medidas, tal vez buscar el asesoramiento de un experto en caso de duda. Por ejemplo, para casas con jardines muy grandes, ¡solo una máquina con una capacidad de 450 litros por hora puede proporcionar excelentes resultados!

En cuanto a la presión, se mide en bares. Este valor se refiere a la fuerza con la que sale el agua por la boquilla de la hidrolimpiadora de alta presión. El valor mínimo es de 100 bar, ¡pero las máquinas para uso semiprofesional también pueden tener 500 bar y más presión! Obviamente, una máquina más poderosa requiere cierta fuerza y ​​destreza para ser dominada … de lo contrario, corre el riesgo de empaparse como un pollito y perder el control de la lanza.

Hablando de manipulación, es muy importante evaluar de antemano el tamaño de su nueva lavadora a presión. Esto afectará el peso corporal de la máquina así como la longitud de la lanza.

Estas máquinas están diseñadas para durar en el tiempo, por lo que incluso los materiales utilizados son siempre de alta calidad. No solo deben resistir el desgaste, sino también la acción corrosiva del agua. Por esta razón, un material excelente es sin duda el acero inoxidable, utilizado en particular para la composición de pistones. Otras alternativas válidas son el latón y el aluminio. Los materiales elegidos son aún más importantes si su modelo también es capaz de suministrar agua caliente, porque la lanza y todos los componentes obviamente también deben ser resistentes al calor.

Muchos accesorios para elegir

Cada superficie tiene características diferentes, por lo que el modo de limpieza también cambia de vez en cuando. Por ejemplo, la carrocería de un automóvil definitivamente tiene una estructura diferente a las baldosas del piso.

Esta es la razón por la que comprar una hidrolimpiadora es sin duda un gran primer paso hacia operaciones de limpieza más convenientes, pero no es suficiente por sí solo. Los accesorios vienen en su ayuda, muchos de los cuales probablemente ya estarán incluidos en el paquete principal de la máquina. Encontrará otros a la venta en línea o en tiendas especializadas, y le recomendamos que los compre solo si realmente siente la necesidad.

Por lo tanto, encontrará accesorios dedicados a las telas, como el interior de su automóvil. Estos son cepillos que rayan suavemente la tela y la desinfectan a fondo. Otros accesorios son salidas especiales que le permiten dirigir el chorro de agua de una manera particular, con el fin de lograr resultados más completos en ambientes como juntas de piso.

Recuerda que, sobre todo en las superficies más delicadas, siempre es bueno no exagerar con un chorro de agua especialmente fuerte. De lo contrario, corre el riesgo de dañar la superficie. ¡Nunca subestimes el poder del agua cuando está en su máxima potencia!

Si no tiene ganas de comprar todos los accesorios individualmente, o si está particularmente indeciso, siempre puede confiar en los kits ya puenteados. Incluyen todos los accesorios dedicados a una función específica. Por ejemplo, encontrará el «kit de casa» o el «kit de coche». Estos kits suelen ser muy prácticos también desde el punto de vista económico, también porque también incluyen jabones específicos para ser utilizados en determinadas superficies. Obviamente, los mismos detergentes se pueden comprar individualmente en cualquier distribuidor autorizado, pero la conveniencia de tener un kit ya dedicado, por ejemplo, al automóvil para tener a mano en el garaje, ¡es sin duda inmejorable!

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad