La forma más saludable de cocinar: una vaporera

La cultura culinaria, entendida como la conciencia de comer alimentos sanos y debidamente cocinados, es un aspecto cada vez más importante de nuestra sociedad.

La obesidad y otras patologías de origen alimentario son un riesgo creciente, que aumenta día a día y engloba especialmente a los países más avanzados. Italia, por otro lado, es famosa en todo el mundo por su cultura de la buena comida. Lo que hace que la península sea tan amada por los chefs y amantes de la comida de todo el mundo no es solo el sabor de la comida, sino también sus métodos de cocción consistentemente perfectos.

Si eres de los que le gusta cocinar de forma saludable, y además y sobre todo si quieres poder hacerlo rápido, entonces necesitas una vaporera. Será una gran herramienta para involucrar incluso a los más pequeños en la cocción al vapor, con el fin de enseñarles a comer sano.

La cocción al vapor y sus beneficios son reconocidos en todo el mundo, desde Asia hasta Italia. Este método de cocción hace que los alimentos sean siempre muy ligeros y fáciles de digerir, por lo que es adecuado para personas con intestinos irritables u otros problemas relacionados con el estómago y la digestión.

El principio de funcionamiento de un vaporizador es extremadamente simple, precisamente porque se basa en vapor. Este último obviamente se obtiene del agua. Se calienta y se evapora. El vapor envuelve la comida, que se coloca en una canasta perforada, luego se procede a la cocción.

Como puede ver, no hay aceite u otros condimentos que inevitablemente agreguen calorías. Además, gracias a este tipo de cocción, se puede prescindir casi por completo de la sal, porque el vapor mantiene inalterado el sabor de la comida, así como sus principios nutricionales.

Si eres un fanático de la cocina y sobre todo de los programas que tratan este tema, seguro que ya entenderás al ver a estos vaporizadores en funcionamiento, ¡utilizados por los mejores chefs!

Indice Exposición

¿Electricidad o gas?

En el mercado existen realmente muchos modelos de vapor, gas o eléctricos, pensados ​​para las más diversas necesidades. Los modelos más populares funcionan con electricidad porque son más versátiles y fáciles de usar. Además, estas variantes eléctricas permiten gestionar mejor el calor del agua y desconectarse por sí mismos al final de la cocción. Esto es sin duda una garantía de mayor seguridad, porque siguen siendo dispositivos que alcanzan altas temperaturas y es mejor no dejarlos desatendidos en el caso de niños o mascotas.

En cuanto a los modelos de gas, sin embargo, no deben desecharse. Básicamente funcionan como ollas a presión tradicionales, que deben colocarse al fuego para que se lleve a cabo el proceso de vaporización. Por supuesto, como no son automáticos, requieren más atención por su parte, especialmente porque corre el riesgo de que se acabe el agua antes de que finalice la cocción, ¡y que la comida se queme!

¿Qué materiales componen un barco de vapor?

Después de evaluar las diferencias entre los modelos de gas y sus homólogos eléctricos, también debe tener en cuenta los materiales. Son importantes porque afectan no solo el precio final del revestimiento, sino también su solidez y resistencia al desgaste.

Tenga en cuenta que una vaporera está formada por tres componentes diferentes: el recipiente para el agua, la cesta perforada sobre la que reposar la comida y la tapa que retiene el vapor.

Este último generalmente está hecho de vidrio. El mismo material, o pyrex, también es común en la canasta, pero cada vez más marcas también están adoptando acero inoxidable recientemente. Si está buscando algo un poco menos práctico de limpiar, pero definitivamente más impresionante de ver, ¡debería probar el bambú! No es muy práctico, pero definitivamente recuerda los modelos de vapor que se usan generalmente en Oriente, ¡especialmente para cocinar los famosos ravioles con carne, pescado o verduras!

En cuanto al recipiente para el agua, el material que lo compone debe resistir evidentemente las temperaturas más elevadas. Después de todo, ¡el agua hierve a 100 grados! Por eso, uno de los materiales más utilizados es el metal, pero muchos modelos a gas siguen prefiriendo la cerámica. En general, los modelos más avanzados utilizan acero inoxidable, cuya eficiencia es mejor con el tiempo.

Si le gusta cocinar porciones grandes para sus seres queridos o invitados, debe considerar un modelo de vaporera que incluye varias canastas de comida. También se pueden utilizar para preparar varios platos de la misma comida al mismo tiempo. Por último, puedes cocinar aperitivos, primeros y segundos platos con una sola herramienta, reduciendo el consumo de energía así como los platos y platos a lavar, mientras que por el contrario, prefieres descansar en el sofá y digerir con soltura ¡tranquilidad!

Obviamente, el tamaño de la canasta variará dependiendo de la cantidad de comida que planees cocinar en promedio, pero también de cuánto espacio puedas dedicar a la vaporera. Si a su familia le gusta cocinar al vapor, probablemente utilizará este dispositivo todos los días. De lo contrario, tendrás que tener en cuenta la posibilidad de almacenarlo después de cada uso.

¿Qué más puede hacer un barco de vapor?

Ciertamente, la posibilidad de cocinar al vapor es muy importante, y este es el aspecto principal para el que considerará comprar un vaporizador. Sin embargo, muchos de estos dispositivos, especialmente los más modernos, son más versátiles de lo que imagina.

Por ejemplo, muchos modelos eléctricos vienen con temporizadores, que le permiten comenzar a cocinar a una hora específica incluso cuando está fuera de casa. Otros, por otro lado, le avisan automáticamente cuando el nivel del agua es demasiado bajo y la comida podría quemarse. ¡La función que permite que la vaporera mantenga los alimentos calientes durante mucho tiempo incluso después de cocinarlos también es muy útil!

Si eres un tipo muy tecnológico, no podrás perderte los modelos con pantallas de cristal líquido. Le mostrarán toda la información sobre cómo cocinar su comida, como cuándo y el nivel del agua, en todo momento. También demostrarán ser la solución más fácil de usar para informar fallas y problemas, aunque solo sea por la selección de funciones de cocción y los diferentes modos que su modelo podría ofrecerle.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad