Los ejercicios más efectivos para hacer en casa.

Seamos realistas: mantenerse en forma es un compromiso real, y no es fácil conciliarlo con el trabajo, la familia y el tiempo libre. Esto puede llevar a muchas personas a no hacer ejercicio, lo que no solo ayuda a perder peso, sino que también te hace sentir bien contigo mismo y siempre volver a sonreír.

Si además crees que no tienes tiempo para ir a un gimnasio, debes saber que a partir de hoy no tienes más excusas: en este artículo te lo explicamos como entrenar en casa y sigue avanzando instalando un verdadero gimnasio en casa!

La formación en casa, si se hace bien, permite conciliar todos los compromisos familiares, profesionales y personales con las ganas de mantenerse en forma. Para que esto sea posible, muy poco es suficiente. Porqué el gimnasia en casa Sé divertido y estimulante como el del gimnasio, por ejemplo, puedes hacer diferentes playlists personalizadas con todas tus canciones favoritas, lo que te da la carga adecuada.

La elección de ropa deportiva cómoda y colorida también puede inspirarle a hacer ejercicio. Pero recuerda que hacer ejercicio en casa no debe ser una distracción: tendrás que sudar y entrenar en serio como si estuvieras en el gimnasio, en presencia de un entrenador muy exigente. ¡Solo con la autodisciplina adecuada puede estar seguro de ver los resultados correctos en poco tiempo!

Indice Exposición

El electroestimulador: una valiosa ayuda que no debe pasarse por alto

Otro consejo muy válido es invertir en la compra de un electroestimulador. Seguro que ya has visto varios modelos, quizás anunciados en televisión. Es un dispositivo que te ayuda a hacer el tuyo más eficiente ejercicios en casa, porque estimula las contracciones musculares por impulsos eléctricos. Para hacer esto, debe colocar electrodos en su cuerpo y generarán un campo eléctrico.

La estimulación eléctrica se ha utilizado durante varias décadas en diversos entrenamiento en casa. Este proceso tiene varios propósitos y se introdujo inicialmente como parte integral de las terapias destinadas a pacientes obligados a inmovilizar una extremidad y que, por lo tanto, necesitaban ayuda para acelerar la recuperación muscular.

En el ámbito estético se suelen utilizar bandas o cinturones abdominales, así como ejercicios en casa para adelgazar, reafirmar y combatir las imperfecciones de la celulitis. Por tanto, cabe destacar que esta no es una forma de adelgazar (para conseguir este objetivo, también será necesario hacer algunas ejercicios de peso corporal en casa), sino para restaurar los músculos a la forma y el tono adecuados. Esto resulta muy importante, especialmente para aquellos que han pasado recientemente por un período de gran pérdida de peso y quieren evitar la aparición del llamado exceso de piel.

La electroestimulación también es utilizada por deportistas, que aprovechan sus beneficios para mejorar el tono muscular y así completar su preparación técnica. esta práctica, de hecho, puede promover la potencia muscular y ayudar a enfriar el músculo al final de una sesión de ejercicio extenuante de cualquier tipo.

Antes de comenzar sus ejercicios en casa, siempre es una buena idea consultar a un médico. Él podrá asesorarle y comprobar que no existen problemas que puedan agravarse en el caso de un organismo bajo estrés. Obviamente será lo mismo para la electroestimulación. De hecho, hay sujetos que se dice que están en riesgo, o para quienes esta práctica daría lugar a más contraindicaciones que beneficios. En algunos casos, los médicos pueden incluso llegar a prohibir el uso de un electroestimulador. Estos sujetos incluyen personas con epilepsia, mujeres embarazadas, personas con marcapasos y personas con heridas abiertas.

Respecto a tus sesiones fitness en casaCada vez son más los expertos y entrenadores personales que recomiendan el denominado Entrenamiento en circuito o Entrenamiento en circuito. Es un método realmente eficaz que te mantendrá en movimiento, perderá peso y nunca te aburrirás, para que siempre te sientas motivado.

Incluso si es una persona muy ocupada con muchos compromisos, es probable que encuentre de 20 a 45 minutos de su tiempo, de 3 a 4 veces a la semana, para dedicar a estas sesiones. Es una serie de ejercicios que se deben realizar de una determinada forma, respetando un tiempo o número de sesiones predeterminado. Dependiendo de su nivel de entrenamiento y del tipo de circuito, puede haber breves pausas entre ejercicios.

Estos ejercicios deben practicarse principalmente en cuerpo libre, por lo que son accesibles incluso para quienes no dispongan de material de gimnasia profesional en casa. La cantidad de vueltas y repeticiones depende de cuánto tiempo quieras dedicar a entrenar y qué tan rápido quieras ver los primeros resultados.

Estos circuitos alternan entre ejercicios de bajo y alto impacto, con o sin carga. Si no tiene peso y no tiene ganas de comprarlos, puede usar botellas de agua llenas. La belleza de este entrenamiento es que es totalmente personalizable: ya sea que sea un profesional o un novato e independientemente de su edad o preparación física, puede crear un programa de ejercicios que se adapte completamente a sus necesidades. Sin embargo, te recomendamos que te pongas en contacto con un entrenador profesional para que puedas obtener más consejos y pedirle que te explique cómo realizar correctamente los diferentes ejercicios. Recuerde que los movimientos incorrectos no solo no pueden entrenar el músculo adecuadamente, sino que también pueden causar tensión o lesiones.

Entrena adecuadamente

Antes de comenzar el entrenamiento real, necesita calentar sus músculos. Esto permitirá que tu cuerpo se prepare para el movimiento, y este es un paso fundamental. Por el contrario, corre el riesgo de sufrir un desgarro muscular, que lo llevaría a varios días de descanso o dolor físico, ¡afectando también su motivación!

Una buena forma de comenzar es caminar en el lugar. Empiece por caminar, todavía en el lugar, hasta ir aumentando gradualmente la velocidad y yendo a levantar las rodillas, llegando así a caminar. Este ejercicio imita el movimiento natural de tus piernas mientras corres, activando diferentes grupos de músculos. Le recomendamos que haga esto durante 5 a 10 minutos. Cuando se sienta listo, es posible que desee agregar pequeños pesos de 2 kg o 5 kg en los tobillos para aumentar la intensidad del esfuerzo requerido por el ejercicio.

Incluso el paso es un ejercicio muy útil y sin duda uno de los más conocidos. Para hacer esto mejor, necesitará una plataforma pequeña. ¡También puedes usar las escaleras en casa o un taburete muy estable! Este ejercicio permite una acción específica sobre todo en los músculos de las piernas. Recuerda mantener siempre la mirada recta durante el ejercicio y mantener los brazos hacia adelante, para mantener una postura correcta y no pesar demasiado la espalda.

¡No olvide los ejercicios abdominales! La famosa tortuga es el sueño de muchas personas, pero no todos están genéticamente predispuestos a tener una. Aún puedes intentar lograrlo entrenando tus abdominales de manera constante. Trate de doblar las piernas 90 grados después de estar acostado en el piso. Asegúrese de mantener las plantas de los pies firmemente en el suelo. Ahora levante el pecho y la cabeza, manteniendo las manos detrás del cuello para apoyarse, e intente mantener esta posición durante unos segundos. ¡Recuerda bajar despacio!

Un truco que no debe subestimarse es nunca entrenar el mismo músculo todos los días. Muchos creen erróneamente que conduciría a buenos resultados más rápido, pero no todos saben que el músculo necesita descansar. Lo ideal es entrenar cada músculo después de 24 o incluso 48 horas. Este momento le ayudará a asimilarse y crecer mejor.

Algunos consejos finales

Obviamente, estos Los ejercicios y otros realmente pueden ayudarlo a encontrar el peso adecuado, especialmente si están respaldados por electroestimulación, que también se usa para enfriar el músculo. Sin embargo, recuerde lo importante que es preferir el movimiento físico en todo momento de su vida diaria y no solo cuando está a punto de hacer ejercicio.

Por lo tanto, debe preferir un agradable paseo al uso del automóvil, por ejemplo. Una buena idea es bajarse del autobús una parada antes de lo necesario o estacionarse lo más lejos posible de su destino. También recuerde usar las escaleras y no depender siempre del ascensor. En su tiempo libre, use su electroestimulador para mantener sus músculos entrenados, pero sin excederse. En caso de duda, consulte con un especialista inmediatamente.

Si experimentas dolor muscular después del entrenamiento, probablemente hayas acumulado ácido láctico. Es una molestia común que se produce cuando comienzas a hacer ejercicio sin estar acostumbrado o cuando te esfuerzas demasiado los músculos. Una buena idea es tomar una ducha caliente para que el músculo se derrita y nunca deje de moverse. ¡Descubrirás que quemarás y eliminarás el ácido láctico más rápido!

Obviamente, la única forma de ver resultados y darle sentido a tu entrenamiento en casa es seguir una dieta adecuada. Prefiera frutas y verduras y posiblemente cereales integrados, y elimine azúcares y bebidas alcohólicas. En cuanto a las grasas, los expertos recomiendan el uso de aceite de oliva, preferiblemente virgen extra, pero en cantidades limitadas y solo para condimentar un poco los platos.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad